Volver al nido paterno

Como ya les comenté en un post anterior, estuve en proceso de vender todos mis enseres debido al viaje a Milán. Les cuento que ya entregué mi departamento y me mudé a casa de mi padre por un par de semanas, antes de mi embarque.

Fue un proceso agotador esto de desarmar un departamento donde viví más de 10 años, me desprendí de muchas cosas y me quedé con lo esencial. Logré colocar todo en cajas y guardarlas en las bodegas de mi padre y mi hermano: Aunque coticé arrendar una bodega para mis enseres, me di cuenta que no vale la pena pagar por ello y es mejor regalar o tratar de vender todo. Lo que se gasta en arriendo de una bodega es casi lo mismo que comprar todo de nuevo… ¡no me pierdo!

Pero lo más duro ha sido volver al nido paterno, puesto que entregué mi departamento a fines de febrero, los días que me restan en Chile debo pasarlos en casa de mi padre. He vuelto a usar la misma cama que usaba cuando vivía con mis padres, ¾ de 1 plaza con colchón de lana. Pasé de una cama queen size a mi cama de niña… me dolió, literalmente me dolió la espalda la primera noche, hasta las pompas despertamos un poco tiesas. Con el paso de los días me he ido acostumbrando.

Mi cama peueña

Mi cama pequeña

Sigue leyendo

Vendiéndolo todo

image

Estoy en proceso de desarmar y vender todo lo que pueda de mis cosas. Esto por varias razones, primero porque tengo muchas cosas; segundo, no estoy dispuesta a gastar en una bodega para guardarlas; y por último, muchas cosas ya no las uso y las guardo solo porque soy cachurera.

He pensado en guardar algunas cosas en casa de mis padres y el resto venderlas. Me gustaría hacer una venta de garage, pero como vivo en departamento tengo que buscar una alternativa distinta.

Sigue leyendo