Llegando a Milán

Ya estoy en Milán, no les voy contar cómo fue el vuelo, comenzaré desde el taxi hacia la residencia. Me llama la atención que los taxistas en Italia hablan siempre por teléfono, no es mi primera vez en Italia, y para esta llegada nos tocó nuevamente un taxista que hablaba por su celular. No entendí bien de qué hablaba, pero lo hacía con una naturalidad como si nosotros no estuviésemos allí. ¿Será que los italianos son así? Los chilenos tenemos un poco más de pudor con nuestros temas personales y es típico ver a un chileno que si lo llaman al celular  está con más gente, responde: “Estoy ocupado/a, te llamo en un rato”. Pero eso no pasa aquí.

Sigue leyendo