Curiosidades: El “ticket de cambio” no se usa en Italia

ticketEste post es solo para comentarles de un detalle que he visto que se usa mucho en Chile, mientras que en Italia es una cosa que no existe. El famoso “ticket de cambio”.

¿Cuántas veces han tenido en Chile que comprar un regalo? muchas seguramente, y la opción de obtener el ticket de cambio es casi obligatoria. Al menos a mí me alivia bastante, porque si bien pienso mucho en qué cosa me gustaría regalarle a alguien, tener la opción de cambiarlo a gusto me parece fenomenal. Sigue leyendo

Anuncios

Verano en Milán

Agosto, caluroso agosto. Estamos en pleno verano y agosto en el hemisferio norte es el símil a nuestro febrero. El ánimo estivo ronda por la ciudad, las frases “buona vacanza a tutti” por doquier y destinos costeros son los preferidos de los italianos. En Milán el calor se mantiene, salen los malditos mosquitos (que pican terriblemente) y en las noches se suda en la cama (cuando tienes la mala suerte de no tener aire acondicionado), se ve menos gente en la calle y se convierte en una ciudad más amable.

Suena de maravillas, ¿no? Siempre comparo con Santiago en febrero, cuando tomas el metro y te puedes ir sentado en horas punta, cuando entrar a las tiendas del centro a la hora de almuerzo no te encuentras con una marea de gente, que los restoranes no están llenos y puedes ir tranquilamente…

Pero me acuerdo que Milán no es Santiago, porque aquí no es que haya menos gente y todo sigue funcionando, no. Milán comienza a convertirse en un pueblo fantasma. Los negocios cierran, a veces todo el mes, pero seguro durante las 2 semanas centrales del mes. El transporte baja la frecuencia incluyendo los trenes regionales. Los restaurantes, panaderías y negocios de barrio cierran, “chiuso per ferie” es el cartel que ponen todos los negocios. Hasta algunas empresas fuerzan a sus empleados a tomarse 2 semanas de vacaciones, porque agosto es muerto.

Si tu plan es tomar unos días para hacer trámites, mandar esos zapatos al zapatero, arreglar el techo de casa, o cualquier cosa que involucre terceras personas, agosto no es el momento, porque literalmente están todos en vacaciones. Hay que esperar a septiembre.