El poder de los timbres y firmas

cat_32Ya me van quedando un poco más de un mes para nuestro embarque a Milán y yo sigo con mucho papeleo por hacer antes del viaje.

Un documento que no podía hacerlo con mucha anticipación es el permiso notarial de viaje, éste es necesario cuando viaja un menor de edad en ausencia de uno o ambos padres, su vigencia es de 60 días. Por lo general, este es un trámite que estoy acostumbrada a realizar y el padre de M siempre me apoya en esto. Este se obtiene en cualquier notaría, donde presento el certificado de nacimiento de M, el funcionario usa un modelo tipo de autorización y el padre firma junto con una estampa de su huella dactilar. Todo en 3 copias. Este trámite me sale más o menos 4.000 pesos chilenos y es bien expedito.

¡PERO! Tenía una pequeña diferencia para esta vez, el típico permiso de viaje notarial no me es suficiente, porque en Italia requieren un consentimiento del padre que autorice a mi hijo a obtener su permiso de residencia. Ándale a pedirle a un funcionario de una notaría que agregue un párrafo en el escrito: “autorizo a mi hijo que sea incluido en el permiso de residencia italiana de su madre”, pues no!!! No lo hacen! Fui a una segunda notaría a consultar lo mismo, respuesta: NO!, La respuesta fue: debe redactarlo un abogado…

Conseguí mediante un favor, a un amigo de un amigo de un amigo, que me redactara el parrafito ese, obviamente lo dejó mucho más completo y todo, pero el resto de la autorización era igual a la firmada originalmente. Me lo mandaron por email, lo imprimí y esa copia impresa fue firmada por el padre de M ante notario. ASÍ DE FÁCIL. No podía creer que no pudieran incluir una modificación tan pequeña desde un inicio.

¿Qué se debe hacer después? Pues llevar el poder notarial y el certificado de nacimiento al Ministerio de Justicia (por la entrada de calle Moneda) en la ventanilla de Legalizaciones, donde estampan un timbre y firman el documento. Luego, hacer lo mismo en el Ministerio del Exterior (por la entrada de calle Amunátegui), hacer la fila única de legalizaciones y esperar por tu timbre y firma. Ambos procedimientos son gratis y agradezco que es Febrero porque casi no hay fila, y que ambos ministerios estén sólo a una cuadra de distancia.

Con ambos timbres y firmas, se debe llevar los documentos a un traductor italiano (uno que sea reconocido por el Consulado italiano) y luego que estén listos, se llevan al Consulado a legalizar.

Por ahora estoy a la espera de que me entreguen mis papeles, para ir al Consulado… pero les digo que esta semana me la pasé entre Notarías, Abogados, Ministerios, solo para lograr unos lindos timbres y firmas.

Anuncios

Un comentario en “El poder de los timbres y firmas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s